Crímenes dobles

La oleada de asesinatos de mujeres a manos de sus maridos, compañeros o parejas me ha traído a la memoria la entrevista que hice a un psiquiatra neoyorquino hace la friolera de medio siglo, cuando aquel revoltijo que se bautizó con el romántico nombre de ‘revolución cultural’, ya saben la del ‘haz el amor y no la guerra’, las comunas y los hippies, empezaba a ser cuestionado tras devenir en crímenes como los de Charles Manson y su tribu irrumpiendo en la mansión de Sharon Tate durante una fiesta con una orgía de sangre o el concierto al aire libre de los Rolling Stones, tambien en California, que tuvieron que ser rescatados por los Hell Angels, que habían contratado por varios barriles de cerveza, cuando el efecto de las drogas y el alcohol les ponían en peligro. Menos publicidad se dio a las voces de aquella feministas que advertían de que «la revolución cultural estaba favoreciendo sólo a los hombres» al darles ‘free ticket’ (carta blanca) para el sexo, sin poner nada de su parte. Fue lo que me empujó a buscar al psiquiatra del que les hablaba, que tuvo la amabilidad de recibirme. «Vengo observando desde hace algún tiempo una hostilidad creciente de mis pacientes femeninas hacia los hombres, que en ellos atribuyo al miedo de perder la primacía que en prácticamente todas las razas y culturas han tenido –me explicó–. Algo normal, pues el movimiento de liberación femenino busca la igualdad con los hombres en todos los terrenos, el laboral, el económico, el social, el sexual. Las mujeres sólo pueden sentir ese placer dentro del matrimonio, aunque algunas religiones incluso se lo niegan con la mutilación del clítoris de niñas. Los hombre, en cambio, tenemos vía libre. Pero sospecho que ellas no lo aceptarán, y tendrán razón, como la tenían los esclavos a ser libres. Ahora que tendrán problemas, de eso también estoy seguro». Noticia Relacionada estandar Si Diciembre de 2022 será el mes con más asesinatos machistas de la historia si se confirman los últimos crímenes Elena Calvo El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, defiende el sistema de protección a las víctimas tras las críticas de Podemos. Robles se suma a la defensa y acusa a la ley ‘del sí es sí’ de no dar «una respuesta adecuada» a las víctimas Me he acordado de la conversación con el psiquiatra neoyorquino ante el récord de uxoricidios en España este mes de diciembre: 13 asesinatos, tres de ellos en 24 horas . Uno de los cuales fue doble porque la víctima estaba embarazada de 9 meses y aunque se hizo todo lo posible por salvar a la criatura, ya muerta la madre, no se consiguió. Y esto, señores progresistas y conservadores, no puede continuar. Las mujeres no nos pertenecen. Punto.