El ex primer ministro portugués José Sócrates será juzgado por 22 cargos en el marco de la Operación Marqués

El Tribunal de Apelación de Lisboa ha dictaminado este jueves que el ex primer ministro de Portugal José Sócrates será juzgado por 22 cargos en el marco de la ‘Operación Marqués’ , restableciendo así la mayor parte de la acusación de la Fiscalía. En concreto, el fallo determina que el ex primer ministro Sócrates, quien ocupó el cargo entre 2005 y 2011 , será juzgado por tres cargos de corrupción, 13 por lavado de dinero y seis por fraude fiscal, según ha recogido la agencia de noticias Lusa. Con esta decisión, el tribunal de apelación ha revocado una decisión anterior del juez del Tribunal Penal de Lisboa Ivo Rosa en la que calcularon que Sócrates solo sería juzgado por seis delitos -tres por falsedad documental y tres por blanqueo de capitales- de los 31 que la Fiscalía le imputó en un primer momento . En el fallo anterior, Rosa también exige que solo cinco de los 28 acusados ​​en la causa por la Fiscalía tendrían que ir a juicio para responder por 17 cargos y no por los 189 -en total- que en un principio se habían fijado. Ahora el tribunal de apelación ha determinado que 22 de los 28 acusados ​​se enfrentarán a la Justicia portuguesa. Entre ellos están Armando Vara, exministro y antiguo administrador de la entidad Caja General de Depósitos, y también el empresario Carlos Santos Silva, supuesto testaferro de Sócrates. Noticia Relacionada estandar Si Acusan a la ‘mujer más rica de África’ de desviar cientos de millones de euros de Angola a Dubái vía Portugal Tomás Guerreiro Isabel dos Santos, hija del poderoso expresidente angoleño, está acusada de robo en la compañía petrolera Sonagol Asimismo, están también acusados ​​los exadministradores de Portugal Telecom, Henrique Granadeiro y Zeinal Bava, así como los empresarios Joaquim Barroca y Hélder Bataglia -empresario luso-angolés que fundó Escom-, junto con la exmujer de Sócrates, Sofia Fava. La Fiscalía portuguesa acusó a Sócrates de haber recibido 34 millones de euros en comisiones y sobornos de diferentes empresas y entidades bancarias a cambio de contratos públicos entre los años 2006 y 2015. El ex primer ministro fue arrestado en 2014 en el aeropuerto de Lisboa tras aterrizar de un viaje por Francia. Más tarde, permaneció detenido en una cárcel de Évora, en el sureste de Portugal, y posteriormente fue puesto bajo arresto domiciliario.