El yihadismo busca en México nuevas vías de financiación

El pasado 13 de marzo el director del FBI, Christopher Wray, sumó un nuevo frente a la ya de por sí delicada situación fronteriza entre México y EE.UU.: ante un comité del Congreso, reconoció que se investiga la participación del autodenominado Estado Islámico (Daesh) en el tráfico de inmigrantes. De este modo, al ya complicado desafío de los cárteles de la droga se agrega ahora la amenaza terrorista, que también quiere su parte en un negocio millonario. «Quiero tener un poco de cuidado hasta dónde puedo llegar en una sesión abierta, pero hay una red en particular cuyos facilitadores tienen vínculos con el Estado Islámico, que nos preocupa mucho», dijo Wray ante una consulta concreta del senador republicano Marco Rubio…. Ver Más